Soy Etell


Enamorada de la moda del siglo XIX y del steampunk

Érase una vez una niña con mucha  imaginación y creatividad. Dibujaba, creaba juguetes con papel y cartón, hacía vestidos para su muñeca y marionetas para divertir a su hermana pequeña. Adoraba las películas ambientadas en el siglo XIX (Sissí, Oliver Twist,...) y todas en las que hubiese mundos de fantasía. 
Si, esa era yo: una niña a la que le gustaba fantasear, leer y hacer manualidades. 
Con el tiempo no perdí mi afición creativa. Tuve hijos (niña y niño) y empecé a hacerles algunas prendas de ropa: pantalones, faldas, camisas, vestidos, baberos y, como no, bolsas personalizadas para la guardería. 
En Halloween, Navidad o carnavales disfrutaba haciendo los disfraces de mis hijos y el mío propio, para compartir con ellos esas fiestas. Con el tiempo, acabé haciéndoselos a más de veinte niños y a algunas madres. En primaria, mi hija entró en un grupo de danzas regionales y disfruté haciéndole sus trajes (y los de varias niñas más).
Hace unos años gracias a internet, descubrí la recreación histórica civil y me uní a un grupo español llamado Anacrónicos R.H., donde recreamos el siglo XIX y principios del XX. Ahí fue donde cree mi personaje principal: Madame Adaline Etell.
En 2015 empecé también en el steampunk. Formo parte de un grupo llamado Steampunk S. Society.  Por supuesto, siempre me hago mis propios trajes, y también hago prendas y complementos bajo pedido.
Bueno, en resumen, esta es mi historia. Mi nombre real es Amparo, pero todos me llaman por mi alias, Etell.
En este blog quiero enseñaros los complementos y prendas que yo misma diseño, y llevo a cabo de forma artesanal. 
Veréis que en muchos complementos os pondré en que periodo me he basado para crearlo y si puede ser usado para hacer recreación histórica.
Esta actividad es una de mis pasiones. Me diseño y confecciono trajes basados en otros del siglo XIX o principios del XX y, junto con mis compañeros de Anacrónicos R.H., participo en eventos de recreación histórica civil.
Otra de mis aficiones es el steampunk. Aquí hay más libertad creativa, aunque se deben cumplir unas cuantas normas. 
Los complementos son muy importantes a la hora de completar los trajes steampunk, los conjuntos de recreación histórica o para cualquier ocasión.  Un sombrero, un bolso, un cuello de volantes victoriano o unos guantes, son los broches finales de un buen traje.
También os iré contando como era la moda del siglo XIX (polisón, eduardiano, belle epoque, ...) y las rígidas normas sociales victorianas.


Espero que te gusten mis creaciones y si deseas que te confeccione algo más personalizado, ponte en contacto conmigo y lo hablamos.